Si El Buen Dios Te Hizo Niño, Eres Niño 

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, ha firmado un par de proyectos de ley que, según ella, protegerán a los niños y promoverán el sentido común en todo el estado, al prohibir los tratamientos transgénero para menores y exigir que los baños y vestuarios estén divididos por sexo biológico. 

"Hay retos muy reales a los que se enfrentan nuestros jóvenes, especialmente con las presiones sociales y la cultura moderna de hoy en día", dijo Ivey en un comunicado. "Creo firmemente que si el Buen Dios te hizo niño, eres niño, y si te hizo niña, eres niña". 

Uno de los proyectos de ley, el SB184, tipifica como delito que los médicos prescriban bloqueadores de la pubertad y hormonas a los niños y realicen cirugías de cambio de sexo. Entre las cirugías prohibidas en menores están las castraciones, vasectomías e histerectomías. 

"Debemos ... proteger a nuestros niños de estos medicamentos y cirugías radicales que alteran la vida cuando están en una etapa tan vulnerable de la vida", dijo Ivey. 

Un segundo proyecto de ley, el HB322, exige que las escuelas públicas dividan los baños, vestuarios y duchas según el sexo biológico. 

La legislatura de Alabama incluyó conclusiones legislativas en el proyecto de ley SB 184 en las que se critica la administración de bloqueadores hormonales a los menores como una ciencia "no probada" que produce "numerosos efectos perjudiciales", como la disminución de la densidad ósea. 

"Todavía se desconoce el efecto completo de los bloqueadores de la pubertad en el desarrollo del cerebro y la cognición, aunque ya hay motivos de preocupación", dicen las conclusiones. 

Las hormonas cruzadas conllevan un mayor riesgo de "enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares tromboembólicos, asma, EPOC y cáncer", dicen los resultados. 

Los niños no son lo suficientemente maduros para tomar decisiones que alteren su vida, afirman las conclusiones de la legislación. 

"Los menores, y a menudo sus padres, son incapaces de comprender y apreciar plenamente el riesgo y las implicaciones vitales, incluida la esterilidad permanente, que se derivan del uso de bloqueadores de la pubertad, hormonas cruzadas y procedimientos quirúrgicos", dicen las conclusiones.

Dejar un comentario