El Líder De Una Iglesia China No Dejará De Difundir El Evangelio 

Un líder de una iglesia casera ilegal en China dice que no teme al gobierno y que seguirá predicando el evangelio a pesar de participar en actividades que podrían llevarle a la cárcel. 

"No tengo miedo de la investigación secreta del gobierno", dijo Gianni. "Nuestra fe es 'declara con tu boca y cree en tu corazón', testificando públicamente por Él en el nombre de Jesucristo. No es responsabilidad de la Iglesia ni tiene capacidad para contrarrestar la investigación. Somos una comunidad formada por hijos de Dios, no una agencia de espionaje. [Nuestro propósito] es que las almas vivan en la verdad, la libertad y la alegría, no hacer más segura nuestra carne". 

A las iglesias protestantes de China se les exige que se hagan miembros del Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías, respaldado por el gobierno, una acción que técnicamente hace que las congregaciones sean legales, pero que también provoca severas restricciones, como la edición de los sermones. También se prohíbe a los niños asistir a las iglesias de los Tres Soles. Por ello, millones de cristianos -como Gianni- rinden culto en iglesias caseras ilegales. 

"Como no he perdido la fe, intentaré seguir viviendo mi vida para hacer lo siguiente: compartir el evangelio con la gente con libertad y alegría, recibir nuevos hermanos y hermanas y formarlos como discípulos, enviar predicadores para plantar iglesias", dijo Gianni. "Si me encarcelan, que así sea. Nada nos separará del amor de Cristo". 

El gobierno comunista de China aprobó recientemente una ley que prohíbe la actividad religiosa sin licencia en Internet. Sin embargo, Gianni afirma que ha podido eludir las restricciones.

Dejar un comentario